Cabildo decidirá el futuro del plan de desarrollo en Barrio Logan

Activistas y vecinos exigen una separación entre la industria y residencias.
David Álvarez en Barrio Logan
David Álvarez en Barrio Logan (Alexandra Mendoza)

San Diego

El futuro del plan de desarrollo urbano de Barrio Logan será decidido este martes en las oficinas del Cabildo de San Diego.

Mientras que residentes y activistas defienden una iniciativa que protegería a la comunidad de vivir cerca de astilleros y la contaminación que implica, líderes de la industria marítima se oponen al considerar que la propuesta eliminaría empleos, ya que algunas compañías abandonarían la zona.

Georgette Gómez, directora de la Coalición de Salud Ambiental, señaló que el habitar frente a este tipo de industrias representa un peligro para la salud.

"El plan está mirando el cómo se desarrolla la comunidad a futuro."

"Lo que nosotros queremos es separar la industria, que no se permita que esté frente de donde vive la gente o donde van nuestros jóvenes a la escuela."

Aunque la propuesta ya fue aprobada en Cabildo hace algunos meses, líderes empresariales obtuvieron firmas para frenarla, argumentando la pérdida de 46 mil empleos.

David Álvarez, regidor y residente de Barrio Logan, señaló que se utilizaron mentiras para obtener dichas firmas.

"No se van a perder empleos, al contrario, se fortalece porque se protege a la industria, actualmente no hay protecciones, puede venir cualquier persona y hacer cambios, así que el plan es verdaderamente una balanza entre esos trabajos que son tan importantes y la salud de la comunidad."

El también candidato a alcalde, creció en una casa cercana a la zona industrial, y aseguró que desde niño padece asma.

Por su parte, Roberto Godinez, representante del sindicato de trabajadores del sector astillero, dijo que hace tres meses la empresa NASSCO les notificó que de hacerse esos cambios se verían afectados, aunque ahora que ha leído detalladamente el plan, considera que la información que se les dio fue errónea.

"El plan no hace lo que dijo el presidente que iba a hacer, sino que permite que el astillero siga funcionando, excluye las viviendas cerca de la industria, así que no tiene ningún efecto más que el mejoramiento de la vecindad aquí."

El Cabildo de San Diego votará este martes y decidirá si se adopta el plan actual o si se envía la propuesta a una elección especial en junio y que los votantes decidan.