Blindan totalidad de penales en Baja California

Con la instalación de interruptores de señal en el Cereso de Ensenada, se cumple con la aplicación de un programa federal para prevenir delitos como secuestro y extorsión desde el interior de las ...
Blindan totalidad de penales en Baja California
Blindan totalidad de penales en Baja California (Lorena Lamas)

Ensenada

Las instalaciones del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Ensenada tienen interruptor de llamadas telefónicas con lo que Baja California concluye el proceso de blindaje de los penales en la región, informó el subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario, Héctor Grijalva Tapia.

Durante la ceremonia de matrimonios colectivos en el penal de Ensenada, este jueves, el funcionario indicó que el Gobierno del Estado coadyuva con el Gobierno Federal en la aplicación de programas para prevenir el secuestro y la extorsión, desde el interior de las cárceles en México.

Comentó que desde el 2014 se cumple con la instrucción, y confió en que desde los penales del estado no salen llamadas con fines delictivos.

"Se puede decir con certeza que no hay una comunicación por parte de un interno por medio electrónico o un teléfono celular hacia el exterior, con esto es un programa preventivo que está aplicándose, que no quiere decir que este tipo de medida sea por alguna consecuencia o por alguna situación específica, simplemente son programas preventivos que Baja California, así como lo aplica en el sistema penitenciario, se aplica en diferentes tipo de programas. Es un programa preventivo más que tenemos en Baja California", sostuvo el subdirector.

Cuando un interno realiza una llamada a un domicilio particular, o a un número celular en el exterior, se antepone una grabación que advierte a la persona que recibe la llamada que, ésta, proviene de un centro penitenciario para posteriormente darle la opción de contestar o colgar.

Milenio ingresó al penal en Ensenada, y a pocos metros de distancia de la entrada principal, los equipos celulares avisan que se encuentran fuera de servicio.

A nivel estatal hay 3 mil 500 internos acusados por delitos del orden federal, de los cuales 2 mil 500 son procesados y mil 550 ya están sentenciados, algunos de éstos por delitos de extorsión y secuestro.