Pide Berlie Belaunzarán que Dios perdone pecados de Arellano Félix

“Cualquier muerte de cualquier ser humano empobrece a la humanidad; es una vida que se apaga con todo lo que haya experimentado", expuso el ex obispo de Tijuana
Berlie en su visita a Tijuana para oficiar la misa de la madre Antonia Brenner
Berlie en su visita a Tijuana para oficiar la misa de la madre Antonia Brenner

Tijuana

En su visita a Tijuana, el ex obispo de la ciudad, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, pidió por el descanso de Francisco Rafael Arellano Félix, quien fue asesinado la noche del viernes 18 de octubre en un salón de fiestas al que asistió en Cabo San Lucas, Baja California Sur.

“Cualquier muerte de cualquier ser humano empobrece a la humanidad. Es una vida que se apaga con todo lo que haya vivido, experimentado (…) le pido a Dios que le perdone sus pecados y que nuestro señor lo acoja en su misericordia”, expresó.

A 18 años de que el entonces obispo de Tijuana fuera enviado a Yucatán presuntamente porque se hizo público su respaldo a los hermanos del cártel de Tijuana, el de los Arellano Félix, sostiene que no los conoce.

“Yo nunca los he tratado, nunca los he conocido, nunca he tenido una relación con ellos, nunca, y lo puedo decir públicamente: el padre Montaño, él sí tenía una relación y si ellos (Arellano Félix) ven la grabación, pues saben perfectamente que nunca los he visto, nunca los he tratado, nunca he estado con ellos, no he tenido ninguna relación personal con ellos”, afirmó.

El sacerdote Gerardo Montaño Rubio hizo público en 1994 que él había acompañado a los hermanos Arellano Félix con el nuncio apostólico Girolamo Prigione. Después, Berlie Belaunzarán fue enviado a Yucatán.