Bajaría reforma fiscal cobertura de OSCs

La medida limita la recepción de donativos en efectivo y elimina la posibilidad de recibir ayuda en especie

Tijuana

El tratamiento gratuito que recibe un grupo de 1 mil 500 niños con cáncer en Tijuana está en riesgo por la reforma hacendaria recientemente aprobada, ya que limita la recepción de donativos en efectivo y elimina la posibilidad de recibir ayuda en especie.

La Fundación Castro-Limón, que brinda atención a menores con cáncer, dejaría de dar ese apoyo con la limitante que impone la reforma en las deducciones de donativos, y dejaría de contar con los 200 millones de pesos anuales que recibe esta organización para su operación.

El resultado sería insuficiente, sostiene el director de la asociación, Pedro Cruz Camarena.

"Pero resulta que uno de los apartados de la reforma para 2014 es que ya no vamos a poder las asociaciones civiles, recibir donativos en especie, únicamente alimentos. Esta fundación logra bajar sus costos tremendamente porque recibimos donativos en medicamento, bastantes, de camas de hospital, de equipos médicos, de insumos para laboratorio, pues esta ley nos va a impedir que lo hagamos", dijo.

La propuesta del gobierno federal es que el monto de las deducciones de las personas físicas sea de dos salarios mínimos, muy por debajo de los 100 mil pesos que anualmente donan en promedio a las organizaciones no gubernamentales, explica el presidente del Consejo Estatal de Fomento a las Actividades de Bienestar y Desarrollo Social (CEFAB), Jesús Moreno Valenzuela.

"El artículo 146 del séptimo párrafo establece que las personas físicas únicamente podrán donar dos salarios mínimos al año; por otro lado, las empresas están autorizadas para donar el 7 por ciento de sus utilidades, pero en esta reforma se establece que deberán donarla a organismos gubernamentales, quedando a organismos civiles el 3 por ciento de los donativos. Para nosotros desestimula las donaciones", argumentó.

Para el albergue Las Memorias, donde se atiende a 100 niños, mujeres y adultos que padecen VIH-Sida, la reforma es un duro golpe porque la disminución de recursos es inminente, subraya el directo José Antonio Granillo Montes.

"No tenemos de otra, más que seguir buscándole, seguir haciendo incidencia política, gestión con empresarios (...) no podemos bajar la guardia, nuestra población lo demanda. Aquí en Tijuana hay un buen índice de personas viviendo con VIH-Sida y sobre todo en situación de calle. Es el único albergue en Baja California de este tipo y a nosotros nos está canalizando personas y, qué curioso, a nosotros nos está canalizando el gobierno", expresó.

En Baja California hay 921 asociaciones civiles, de las cuales 486 se encuentran en Tijuana.