Pelea Buen Fin con fuga de consumidores en frontera

Aunque se espera un repunte en ventas del 20% en la tercera edición, es difícil tener resultados positivos al competir con el “Black Friday”.

Tijuana

Aunque la tercera edición de la campaña de descuentos el Buen Fin, promete aumentar en un 20 por ciento la derrama económica en Baja California, será difícil obtener resultados positivos este 2013, principalmente para los comerciantes tijuanenses.

De acuerdo al presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana, Karim Chalita Rodríguez, la competencia directa con el “Black Friday” o “Viernes negro”, que se desarrolla la tercera semana de noviembre, es un inhibidor para las ventas en la ciudad, debido a que la población espera a viajar al país vecino para hacer compras navideñas.  

“De todos los municipios fronterizos, el que más tiene la situación adversa, viene siendo Tijuana, pues frente a nosotros tenemos la competencia número uno; la economía más fuerte de Estados Unidos viene siendo la de California, el condado de San Diego  y por supuesto ese es el que se encuentra frente a nosotros”, dijo.

La campaña de ofertas "Buen Fin" fue inaugurada formalmente el mediodía de este 15 de noviembre en Tijuana, y las tiendas ofrecen descuentos desde el 10 y hasta el 70 por ciento en productos y servicios.

Electrodomésticos, artículos navideños, línea blanca, ropa, electrónica, muebles, llantas, accesorios y otros servicios como telefonía, son los que se ofrecen, incluso grandes cadenas comerciales hablan de "regalar" 300 pesos por cada mil pesos de compra.

El Buen Fin es un reto en la frontera, pues tiene la finalidad de frenar la fuga de consumidores a Estados Unidos, que ofrece descuentos en tiendas hasta por cuatro días a partir del llamado Black Friday, posterior al Día de Acción de Gracias.

Por ello, el líder de la Canaco pidió solidaridad a la población para hacer compras en Tijuana y no en San Diego, California y evitar la fuga de consumidores que anualmente es de seis mil millones de dólares.

En 2012, Baja California captó  tres mil millones de pesos, de los 148 mdp que derivó del Buen Fin a nivel nacional.