Anuncia Toyota más empleos para 2014; no despedirá por reforma fiscal

En el marco de la celebración por su décimo aniversario, el presidente Joe Da Rosa detalló que se buscará contratar a 70 empleados, que se sumarán a los mil 100 trabajadores ya existentes
Toyota en Baja California
(Korina Sánchez S.)

Tijuana

La compañía Toyota Motors Manufacturing de Baja California ampliará la producción de vehículos en un 10 por ciento para 2014, anunció el presidente de la empresa en esta entidad, Joe Da Rosa, quien descartó despidos de personal por la entrada en vigor de la homologación del IVA.

“Eso (el despido) no es parte de nuestra cultura; lo que creo es que podemos tener trabajo de largo plazo para todos los empleados, por eso tenemos mucho cuidado cuando contratamos gente”, especificó.

En el marco del décimo aniversario de la compañía japonesa, que emplea a mil 100 trabajadores, Da Rosa anunció la ampliación de la planta durante este mes, con lo que se generarán 70 nuevos empleos.

“Vamos a crecer la producción de 57 (mil) a 63 mil aquí en esta planta. Vamos a ampliar la planta en diciembre y vamos a arrancar en mayo. 11 millones de dólares para producir seis más”, detalló.

La certidumbre hacia los empleados ha logrado que la empresa internacional mantenga una mano de obra calificada, platica Carlos Coral, quien trabaja en calidad de producción desde 2004 y no desconfía ante los cambios que plantea la reforma fiscal.

“Me ha encantado el trabajo, es uno de los trabajos más estables, me siento comprometido como ellos también. No me preocupa tanto (reforma fiscal) porque la empresa está comprometida con todos los asociados y nos sentimos muy a gusto. Hemos tenido altas y bajas y nos ha ayudado en todo”, afirmó.

En una década, los empleados de la planta Toyota localizada en el poblado elGandul, en el lindero de Tijuana con Tecate, han producido alrededor de 600 mil pick ups modelo Tacoma.

Como meta para 2014 se tiene planeado sacar al mercado 63 mil unidades, cuya exportación se va en un 90 por ciento a Estados Unidos, mientras que el 10 por ciento se queda en Tijuana.