Fuman 'mota' en cigarrillos electrónicos: DEA

Autoridades confirman que se ha registrado esta nueva tendencia entre adolescentes en San Diego.

San Diego

Autoridades de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) en San Diego, han detectado una nueva tendencia de consumo de mariguana, a través de los cigarrillos electrónicos que han cobrado gran popularidad en los últimos años.

En lo que va de 2013, dicha dependencia ha erradicado 113 plantíos de mariguana, la mitad en sitios bajo techo, de los cuales un 75 por ciento de ellos, funcionaba como laboratorio dedicado a la extradición de un aceite de mariguana denominado hachís que es utilizado en estos cigarros.

Al respecto, el asistente especial de la DEA en San Diego, Gary Hill confirmó que se ha detectado esta modalidad principalmente en adolescentes, quienes no se percatan del daño que se ocasionan al consumirse este aceite cuya concentración de droga es "mucho más intensa" y tienden a ser adictivos.

"Esa es nuestra preocupación con estos cigarrillos electrónicos, porque la gente no se da cuenta, cree que son inocentes pero realmente están consumiendo una droga ilegal. Es una nueva tendencia la cual nos inquieta."

Por su parte, Leticia Robles vocera de la Coalición de Prevención de San Marcos refirió que han observado casos en escuelas del Condado.

"A los cigarrillos electrónicos les están insertando droga y han encontrado adolescentes utilizando este tipo de cigarrillos dentro de las aulas escolares y es algo que no podemos permitir."

Se refirió a los cigarrillos electrónicos como "una solución que está creando un problema", pues si bien, su intención es que fumadores dejen este hábito, en estos casos lo ha agudizado.

"Desafortunadamente ha sido un gran auge el uso de estos cigarrillos, en eventos públicos ves puestos vendiéndolos, muy accesibles en precio y es precisamente lo que estamos buscando, que la ciudad no permite su venta y uso en público."

La activista aplaudió que ciudades como Vista y Carlsbad ya han regulado el consumo de cigarrillos electrónicos y exhortó al Condado a aprobar una iniciativa que busca limitar tanto su venta como acceso.