Advierten riesgos en menores por uso de cohetes

La venta de fuegos artificiales sin ninguna regulación en puestos de mercados ambulantes o locales clandestinos aumentan el riesgo para los niños que los utilizan 
Cohetes
Cohetes (Marcos Morales)

Tijuana

Amputaciones, quemaduras de tercer grado, inclusive la muerte, son posibles consecuencias de no tener control de los niños al utilizar cohetes, líquidos calientes o inclusive conexiones eléctrica,s como las luces navideñas, advirtió el médico pediatra del Hospital General de Tijuana, Graciano López Espinoza.

La venta de fuegos artificiales sin ninguna regulación en puestos de mercados ambulantes o locales clandestinos aumentan el riesgo de que los menores los utilicen pirotecnia sin control y pierdan alguna extremidad o inclusive arriesguen su vida.

Lopez espinoza dijo que esta lamentable situación no sólo afecta a adultos bajo el influjo del alcohol, sino a menores que la mayoría de las veces no toman conciencia acerca de lo que les puede pasar; explicó que ha habido casos de niños que se les encienden los cohetes en el bolsillo los cohetes dañando gravemente al menor.

"En el hospital siempre tenemos niños amputados de manos, de dedos por juegos pirotécnicos, es algo que debemos de cuidar mucho, los niños no deben jugar con juegos pirotécnicos porque es algo riesgoso la historia se repite desafortunadamente cada año, yo creo que los padres deben de ser responsables de esto y cuidar con lo que juegan los niños", remarcó.

El médico especialista advirtió que año con año acuden niños a emergencias por quemaduras hasta por líquidos calientes acostumbrados durante las fiestas de fin de año.

"Sabemos que en esta época también tomamos más líquidos calientes, más café, más chocolate o lo que sea, cuidar a los niños que los estén ingiriendo o que estén alrededor de una cocina, es importante que los niños no estén dentro de la cocina cuando se está cocinando y por otro lado también las quemaduras por arbolitos es algo también riesgoso, entonces hay que cuidar todo esto, apagar los arbolitos en la noche, no hay que dejarlos toda la noche funcionando, las extensiones que no estén cercano a los niños", refirió.

Graciano Espinoza dijo que las consecuencias son por la falta de cultura de la prevención ante este tipo de emergencias.