Admite Ebrard que no es la última Coca-Cola del desierto

El ex jefe de Gobierno dijo en Tijuana que si el PRD no se renueva de manera profunda, duda que se mantenga como partido mucho tiempo más.
(Milenio Radio 95.3 FM)

Tijuana

Marcelo Ebrard, ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, dijo que cobrar más impuestos es “un desastre de idea”, ya que el país está en recesión.

De visita en Tijuana para asistir al primer informe de actividades del senador por el PT, Marco Antonio Blásquez, el perredista habló acerca de la iniciativa de reforma hacendaria propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto.

Comentó que Tijuana es de las pocas ciudades que está “moviéndose mucho”, por lo que su aprobación sería un error y los senadores no deberían aprobarla.

El ex jefe capitalino propuso en su lugar poner en marcha un programa de austeridad del gobierno.

Por otro lado, refiriéndose al impacto que han causado en el Distrito Federal las recientes manifestaciones, el cual calificó de “grave”, comentó que no es justo para la ciudad que todos sus conflictos se diriman en las calles.

Marcelo Ebrard urgió al gobierno federal a hacerse cargo de los conflictos que genera. Comentó que no todo puede arreglarlo el jefe de Gobierno actual, Miguel Ángel Mancera, por lo que no deberían culparlo de la situación actual de la capital.

En el tema de la reforma energética, resaltó la necesidad de una consulta pública, de que se le pregunte a la población si está de acuerdo con que se disponga del petróleo y el gas de México.

Citó el artículo 35 de la Constitución Mexicana, donde se indica que si el 2 por ciento de la población pide que se realice la consulta, ésta se tiene que llevar a cabo, a pesar que el presidente así no lo desee.

Ebrard comentó que se requieren 1 millón 636 firmas para concretar esta consulta, y afirmó que llevan alrededor de 200 mil hasta al momento.

Destacó los beneficios de la consulta, ya que esta promevería que hubiera debates.

Respecto a sus intenciones de contender a la Presidencia de la República en 2018, refirió que buscará presentar una alternativa al PRI.

“Me gustaría mucho participar, para eso me he preparado 30 años”, comentó el ex jefe de Gobierno del DF, “pero tampoco creo que (yo) sea la última Coca-Cola del desierto”.

Detalló que en marzo de 2014 se renovará la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y que contenderá por el puesto, ya que, apuntó, “el PRD necesita cirugía mayor”.

Marcelo Ebrard comentó que si no se renueva de manera profunda, duda que el PRD se mantenga como partido mucho tiempo más.

Lamentó que a pesar que es un partido de oposición, en ocasiones no se puede distinguir la postura del PRD de la oficial.