Adiós a Nelson Mandela; inicia el camino hacia la libertad

Intelectuales reflexionan en la FIL Guadalajara sobre el legado del ex presidente sudafricano y Premio Nobel

Guadalajara

La vida a veces cobra sentido con la muerte. ¿Para qué luchar? Suspiramos por héroes porque tenemos muy pocos.

Nelson Mandela, el incansable promotor de la igualdad y la justicia, murió este jueves 5 de diciembre.

En México se editó "El largo camino hacia la libertad: la autobiografía de Nelson Mandela". Para el editor César Sánchez es necesario revisar la vida de este hombre que estuvo 27 años en prisión.

"Cuando nosotros supimos que se había publicado una biografía escrita por Nelson Mandela en España, decidimos hacer una versión para México y fue por eso que decidimos publicar (lo). Como todos sabemos, Nelson Mandela era un ser incansable por la lucha de su pueblo, una persona que vivió toda su vida preocupado por liberar a su país, por lo que él dijo 'basta', dijo 'hasta aquí' en una lucha pacífica, pero también en una lucha muy comprometida que lo llevó a estar casi 30 años en la cárcel", expuso.

Nelson Mandela representa para millones de personas el triunfo de la dignidad y de la esperanza sobre la desesperanza y el odio, comenta el escritor Pablo Boullosa.

"Se cierra toda una época, ¿no? Una época de algo que a la humanidad le tomó miles y miles de años de evolución cultural entender que no existen razas superiores. Eso que parece tan evidente ha sido un aprendizaje muy lento, muy doloroso. Hay algo que me gustaría destacar: que hizo un cambio pacífico, que las civilizaciones avanzan mediante pasos paulatinos y pacíficos y que la barbarie siempre se caracteriza por la violencia", dijo.

La vida de Mandela consagra la lucha contra la opresión, desde su triunfal libertad en 1990. Para el escritor Xavier Velasco, lo que se debe recordar es su vida.

"La muerte finalmente es un dolor para sus familiares, pero lo que importa es la vida de Nelson Mandela, lo que fue capaz de hacer Nelson Mandela. Sencillamente fue dedicar su vida a proscribir el infierno. El señor tiene que haberse muerto muy tranquilo. Ya quisiéramos todos morirnos con la certeza de que hicimos algo en este mundo y de que proyectamos esa cantidad de luz sobre el mundo. Su vida es lo que vale", expresó.