Abandonan parcelas en Maneadero por agua salobre

Los ejidatarios piden al Gobierno del Estado que les regresen al Valle las aguas tratadas para reinyectarlas en el suelo y de esa manera mejorar la fertilidad de la tierra en la zona productiva.
Sal en zona agrícola
Sal en zona agrícola (Lorena Lamas)

Esneada

La zona agrícola de Maneadero está en crisis por el alto volumen de sal que se introdujo a la tierra fértil por la sobreexplotación de mantos acuíferos en los últimos 15 años, explicó Raymundo Carrillo Huerta, comisariado del Ejido Nacionalista Sánchez Taboada.

Productos agrícolas como coles, betabeles y tomates -que son resistentes al agua salobre- se siembran con mayor frecuencia, mientras que el resto de las zonas productivas lo hacen a través de osmosis inversa y otras tecnologías de punta.

A simple vista se puede observar el color blanco en la tierra que es señal de la introducción de la sal que está afectando paulatinamente la zona Este en San Carlos, donde se tienen registros de pozos sanos.

El agua de los océanos tiene de 10 a 35 mil partes por millón de sal y en Maneadero hay áreas que alcanzan las 8 mil partes por millón.

"Que si prueba esa agua no te la puedes tomar es totalmente salubre. Ya no puedes producir casi nada, con eso hay algunos cultivos que tienen tolerancia que es lo que ahorita los agricultores los que hemos insistido en seguir sembrando pues buscar productos que tengan tolerancia a la sal a ciertos límites de mala calidad de agua", expresó.

La expansión de sal en la tierra trajo problemas a las parcelas que han sido abandonadas por sus propietarios. Otro sector afectado es el ganadero pues de 15 mil cabezas ganado que se tenían hace diez años la cifra bajó a 2 mil en este 2013, debido a que los animales se enferman cuando consumen agua con altos niveles sal.

Para resolver el problema los agricultores piden a las autoridades del gobierno del estado que le regresen al Valle las aguas tratadas para reinyectarlas en el suelo y así mejorar la calidad de la tierra.

"Y ahorita pues reusarla, nada mas que no ha habido un acuerdo con la autoridad para que nos mande esa agua, incluso nos la quieren cobrar cuando la están tirando al mar, y ellos dicen que si nosotros la queremos usar pues debe de tener un costo, claramente -les dicen las autoridades- no se la podemos dar. La ley dice que el agua la debe pagar quien la ensucia y quien la ensucia somos todos los usuarios y toda la ciudad", reclamó .

El próximo viernes los ejidatarios se reunirán con el alcalde de Ensenada, Gilberto Hirata Chico, para exponer la situación del valle de Maneadero, donde la mayoría de los productos agrícolas se exportan a Estados Unidos.